Cuando la FELICIDAD tiene DOS nombres: IMANOL (SD) y MIKEL


jueves, 18 de septiembre de 2014

COMENZANDO UNA NUEVA ETAPA

Ya ha dado comienzo, un año más, el curso escolar. Este año Imanol comienza con muchos cambios fuertes o por lo menos para mí sí lo son.

Comienza en un cole nuevo, con lo que conlleva: amigos nuevos, profesores nuevos e instalaciones diferentes a las del año pasado.
Comienza también con una monitora nueva en la Fundación.

Es decir, este año toca todo nuevo. Para mí, demasiado cuesta arriba.
En la Fundación marcha todo sobre ruedas, va encantado y esta encantado con su monitora, así que respecto a esto, ya estoy mucho más tranquila.
Con el cole, parece que nos cuesta más, pero realmente solo en momentos concretos. Es verdad, que en ningún momento, entra llorando, pero si que en un par de veces se ha aferrado a mi pierna, aunque luego cuando voy a buscarle sale contento como unas castañuelas.

A mí se me hace difícil, muy difícil, tengo miedo, miedo de haberme equivocado. Aunque estoy segura de que no es así, que es la mejor elección que podíamos hacer.

Cuando tomamos decisiones respecto a nuestros hijos, siempre pensamos que es por el bien de ellos. En este caso también fue así, pensamos que esta es la mejor decisión que hemos tomado y cuando pase este mes que se hace tan cuesta arriba, estoy segura que empezaré a ver todo de un color blanco.
Cuesta mucho dejar buena gente atrás, buenos momentos y sobre todo momentos tan buenos de mi niño, pero a veces, hay que tomar ciertas decisiones que cuestan, que cuestan sobre todo porque significan  volver a empezar desde cero.
Esta vez hablo de mí, no de Imanol ya que su capacidad de adaptación es mucho mejor que la mía. A mí me cuesta más. Me cuesta comenzar otra vez desde cero. Nuevas personas, un nuevo sitio, nuevos niños y nuevas reacciones.
Nuevas reacciones, que son las que más miedo dan, porque siempre estas alerta de la reacción de la gente y aunque no quieras, sale. Es imposible poder evitar esperar ver como va a actuar la gente cuando vea a mi niño precioso.
Por eso digo, que a mí se me va a hacer cuesta arriba. Aunque hasta el día de hoy, no he tenido nunca ningún problema pero el miedo es libre y más cuando afecta a un hijo.

Vamos poco a poco. Adaptándonos todos y cuando finalice este mes estoy segura de que os podré decir que todos estamos muy contentos y todo fenomenal.

Os dejo una foto de su primer día en el cole nuevo:




OS QUEREMOS, OS ADORAMOS IMANOL Y MIKEL


10 comentarios:

  1. Hola.... seguro que irá genial, Imanol es todo un niño mayor y se adapta de maravilla, si que los padres somos los que mas nos cuesta, pero verás que al verle tan bien y tan contento, todos esos miedos desaparecerán
    muxusss familia

    ResponderEliminar
  2. El nuevo cole para imanol es pan comido.Los padres y los niños del otro cole le hechamos muchisimoooo de menos.Queremos lo mejor para el.besos familia.

    ResponderEliminar
  3. Tener miedos ante los cambios es normal y los papis lo pasamos peor q ellos, en unas semanas todo irá sobre ruedas, ya verás. Un besote para ese campeón!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ya veras como va a ser el mismo Imanol el que te va a demostrar que no hay que tener miedo a los cambios. Todos nos equivocamos muuuuchas veces y si eso llega a pasar, damos media vuelta y volvemos a empezar. Los niños son mucho mas fuertes que todos nosotros.
    En cuanto Imanol les mire con esa carita y esa sonrisa, se los come a todos con patatitas, jajaja. Musuus.

    ResponderEliminar
  5. Mi pequeño duende va a conseguir adaptarse rapidamente al nuevo Cole...siempre se tienen dudas de si se toman las decisiones adecuadas en cuanto a los niños se refiere pero como estas decisiones siempre las tomas con el corazon es garantia de exito.Mucho animo para conseguir que todo salga como deseáis.Os quiero.

    ResponderEliminar